ARGÁN LA SOLUCIÓN PARA TU PIEL Y CABELLO

Muchas veces hemos notado que con actividades físicas que realizamos constantemente, nuestro cabello  y  piel comienzan a cambiar y a sufrir daños, ya sea por la exposición constante al sol, cloro de piscina, sudor, entre otros factores que van deteriorándolos, pero así como cuidamos nuestro cuerpo, haciendo ejercicio, es muy importante brindarle al cabello y piel los cuidados que necesitan.

Dentro de las rutinas de ejercicios el cabello es el que más afectado se ve, ya que la acidez del sudor, las duchas constantes, los cambios de temperatura, pueden generar molestias, picazón, enrojecimiento, pérdida del brillo y sedosidad. Para evitar estos síntomas, recomendamos usar mascarillas nutritivas después de la ducha, usando geles y aceites que permitan una hidratación profunda  y que protejan el cabello para que no pierda su brillo y vitalidad.

Y ahora nos preguntamos: ¿Qué pasa con nuestra piel? Pues aunque sabemos que la actividad física trae muchos beneficios y oxigena la piel, hay ciertas actividades y condiciones a las que la exponemos que puede ocasionar la aparición temprana de signos de envejecimiento, por eso es importante usar siempre un jabón suave para el cuidado del rostro y cuerpo y aplicar bloqueador solar varias veces el al día e incluir dentro de la rutina diaria cremas o aceites hidratantes que contengan activos antioxidantes,  y además  estimulen la producción de colágeno.

Una buena opción para solucionar estos problemas de cabello y piel, es usar aceites esenciales, éstos son aceites puros, extraídos directamente de las plantas, que traen muchos beneficios para nuestro cuerpo.

Más específicamente para el cabello y la piel, existe el argán,  es un aceite rico en ácidos grasos como Omega 3, 6 y 9 y Vitamina E, que son antioxidantes que juegan un papel importante en la prevención de la aparición de signos de envejecimiento prematuro.

El aceite de argán, penetra fácilmente en la piel, sin obstruir los poros ni dejar sensación grasosa, ayuda a restaurar la estructura celular para mantener la humedad, evitando la deshidratación, nutriéndola y dejando la piel suave; en el cabello, hidrata profundamente el cuero cabelludo, protegiéndolo de agentes agresivos, le aporta brillo e hidratación, además de fortalecerlo y darle mayor vitalidad a las fibras.

Por esta razón, si buscas una forma natural de aportarle hidratación, brillo y suavidad a la piel y el cabello, el aceite de argán no puede faltar dentro de tu rutina diaria de cuidado personal.

Fuente: cuidado de la piel y el cabello en deportistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *