Beneficios de la L-Arginina

La arginina es un aminoácido no esencial (nuestro cuerpo lo puede producir) y se encuentra naturalmente en alimentos de fuentes proteicas como pollo, carne, pescado y huevo. Con la práctica de actividad física constante, o en personas con alto desgaste físico, los niveles de este aminoácido descienden en el cuerpo, por lo que la suplementacion se convierte en una buena alternativa.
La función más conocida de la arginina por los deportistas es sin duda la de ser el precursor del oxido nítrico; poderoso vasodilatador que mejora el flujo sanguíneo y con ello la oxigenación muscular y el transporte de nutrientes a los músculos, lo que resulta en un aumento de fuerza, resistencia y mejora de la respiración durante los entrenamientos.

Pero el consumo de este aminoácido en personas sanas brinda otros beneficios poco conocidos y que se encuentran en estudio como por ejemplo:

– Favorece la secreción de varias hormonas importantes para el crecimiento corporal y muscular como el glucagon, la insulina y la hormona del crecimiento. Todas ellas necesarias cuando se busca conseguir una hipertrofia muscular (aumento del tamaño de los músculos)

– Mejora la circulación general, especialmente en la parte cavernosa del pene llegando más sangre a este, favoreciendo los procesos de erección en personas con alguna disfunción relacionada.

– Aumenta el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, favoreciendo los procesos de pérdida de peso cuando se acompaña con actividad física y una alimentación balanceada.

– Potencializa la síntesis del colágeno, por lo que junto con la vitamina C favorece el aspecto de piel, cabello y uñas.
Es importante tener en cuenta que para la suplementacion con L-Arginina, se debe tener en cuenta el concepto de un experto en el tema, ya que se debe tener especial precaución en ciertas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *